La aventura comienza en Gran Canaria

La aventura comienza en Gran Canaria

Los primeros días son de los que quedan en el recuerdo para siempre. En la séptima edición de Ruta Siete esos primeros días en Gran Canaria están marcados por la adaptación, el entrenamiento y la necesidad de acostumbrarnos a formar parte de una comunidad con valores.

El día 1 del Viaje Transformador comienza con una de esas acciones que atesorar en la memoria: el momento el que guardamos las mochilas por primera vez en nuestra Global y nos sentamos en los asientos que se convertirán en el sofá de nuestra casa móvil. Ya que eso es sinónimo de que el Viaje está a punto de arrancar.

Juanmi, nuestro chófer en Gran Canaria, nos marca el rumbo hacia nuestro un nuevo destino: el Centro de Mantenimiento en Telde de Global. Allí nos reciben el Director General de Global, Víctor Quintana, y el Director Comercial, Óscar Zamora, que nos cuenta los motivos que mueven a la entidad, sus objetivos, el cariz social de sus acciones y el porqué de su apuesta por un proyecto como Ruta Siete.

Para Quintana uno de los elementos clave que conecta a Global con Ruta Siete es el intento por generar una sociedad mejor e intentar que las nuevas generaciones amplíen su visión sobre el mundo en el que vivimos. En este sentido Zamora incide en que los valores y principios son comunes -trabajo en equipo, escucha activa y la empatía con el otro, entre otros-.

La música y las voces de los 45 entonando una canción hacen que el tiempo en la guagua pase muy deprisa. Tan deprisa que incluso el trayecto que nos lleva hasta la cumbre el día 2 de nuestro viaje se convierte en un momento diversión. Desde Valleseco donde nos dejó la Global pudimos realizar un sendero hasta Artenara en el conocimos los detalles del Proceso Participativo de la Candidatura a Patrimonio Mundial de la Humanidad de Risco Caído y Espacios Sagrados de Montaña.

La Global nos condujo también a diferentes de la costa como el charco de San Felipe y Los Charcones en Bañadores. En este último lugar conocimos la problemática de los microplásticos gracias a los talleres de Snorkeling Experience. Además la guagua nos acercó a un punto de la costa donde pudimos realizar una limpieza de playa.

Y el día 5 de nuestra aventura las mochilas volvieron a su lugar en la guagua, la bodega, pero ya el espacio no era desconocido. Era “nuestra Global” que nos llevaba rumbo a nuestra siguiente isla: Fuerteventura.