Lanzarote tierra de volcanes

  • Ru7a 2019 Lanzarote

Nos subimos al barco con nuestra Global y durante todo el trayecto pudimos ver nuestro próximo destino. Lanzarote tierra volcanes, picón negro, playas, casas blancas, ventanas verdes y… mucha magia. Subidos en nuestra casa rodante llegamos hasta San Bartolomé nuestro municipio de acogida.

Empezamos con un encuentro con la Fundación César Manrique. Fabián, nuestro chofer, ya había estado en Lanzarote, pero como todos nosotros destaco que había aprendido a ver la isla desde los ojos del artista.

La moda de hacer montículos de piedras afecta al ecosistema ya que al moverlas promueve la erosión y pérdida de humedad del suelo. Por eso estuvimos haciendo una colaboración en la zona de Montaña Roja con esta causa.

Limpieza en la Playa Bajo el Risco
Limpieza en la Playa Bajo el Risco

En la isla realizamos diferentes acciones ambientales y sociales en colaboración con Reserva de la Biosfera del Cabildo de Lanzarote como la actividad de promoción de la lectura en Playa Honda.

La actividad estrella de la semana fue bajar el imponente Risco de Famara y hacer una limpieza de playa recogiendo los plásticos que la marea arrastra a esta zona de difícil acceso. Después cuando pensábamos que teníamos que volver a subir el camino recorrido tuvimos la gran noticia de que íbamos a La octava isla; La Graciosa. Gracias a Fabián y otros compañeros que se fueron un poco antes de La Graciosa, cuando llegamos a en el barco a Orzola la guagua ya estaba esperándonos.  Un día increíble que terminó viendo las luces de la tarde sobre Lanzarote desde la Global en el camino de regreso a San Bartolome…

Hemos hecho pellas de gofio, mojo y otras tradiciones canarias en el Monumento al Campesino, escuchado canciones del cantautor Jesús Garriga y cuentos de Isa Cabrera y por si no era suficiente disfrutamos como niños en el Centro Insular de Deportes Náuticos de El Cable, en Arrecife.

Tras cinco días de no parar ni un segundo en Lanzarote, notamos como nos vamos conociendo más y nos organizamos mejor, pero ahora nos toca viajar a Tenerife donde seguiremos dejando una huella positiva tras nuestro paso.